Anticuerpos monoclonales

Infografía que describe anticuerpos monoclonales. Consulta la leyenda del imagen para una descripción completa.

Los anticuerpos se generan de forma natural en nuestros cuerpos para combatir infecciones. Sin anticuerpos, un virus puede ingresar e infectar una célula. En cambio, con anticuerpos, cuando el virus intenta ingresar a la célula, los anticuerpos lo bloquean. Los anticuerpos monoclonales (mAb) son anticuerpos creados en un laboratorio para ayudar a nuestros cuerpos a combatir infecciones. Alrededor de 100 mAb son aprobados por la FDA para tratar afecciones médicas, incluidos los cánceres y las enfermedades autoinmunitarias.

Los anticuerpos monoclonales también están en estudio para el tratamiento y prevención de la COVID-19. Se administran por medio de una infusión intravenosa (es decir, a través de una vena) o inyección. La frecuencia necesaria para administrar infusiones o inyecciones depende de los mAb específicos. Los efectos secundarios comunes del tratamiento con mAb pueden ser reacciones alérgicas, síntomas similares a los de la gripe, náuseas y vómitos, diarrea o presión arterial baja.

Descarga una versión imprimible

Credit: Laura Long, CoVPN